Na beira do Lete

... alampan os recordos todos, como brasas atizadas polo vento da morte.

2 de febreiro de 2008

El letargo

Me da la impresión de que ando un poco desganado. En particular, se me nota cuando me hablan de ir de fiesta. Por ejemplo, pensar en disfrazarme en Carnaval se me antoja una tarea moralmente imposible, una cuesta arriba extenuante. Pensar en ponerme una cosa encima, cualquier cosa, y salir a la calle, me provoca tal sueño, que me pondría a dormir en el medio de la acera.

Otra vez parece que tengo un síndrome prefestivo. Y eso que hace un día espléndido, un precioso sol de invierno y un airecillo tibio cargado de esencias.

Ahora me estoy dando cuenta de la encantadora sonoridad de los días despejados. Del eco que lo inunda todo, que rebota en los patios, en los tejados soleados, y que luego se desvanece por el abismal hueco del cielo. Un taladro a lo lejos, una sirena, un batir de alas, palpitan ligeros por el vacío. Y de fondo, ese pedal que es el rumor del tráfico se confunde con el silencio, con la respiración del gigantesco animal que duerme bajo la ciudad.

7 comentarios:

Sol de inverno dixo...

Sí. Yo también he abierto la ventana y he observado ese precioso sol de invierno que reparte sus rayos haciendo más bellas las cosas a nuestros ojos.
Hay veces en las que cuesta desperezarse, ¿verdad?. Pero la satisfacción que produce darle una patada a esa desgana cuyo origen parece a veces desconocido es casi tan grande como la de destrozar una construcción del Lego del niño que nos amarga la vida en parvulitos...

Agurdión dixo...

Pues sí que hace un día bonito en nuestra ciudad, querida Sol de invierno. Y tú con ese nombre, parece que sólo hayas podido venir a abrirme los ojos. Está bien. A la porra el Lego. Tomaremos un poco el aire. Pero sin cosas raras en la cabeza!

Pastor dixo...

Semellas algo nostálxico Agurdion.
Eu sempre penso que non se pode un animar á forza, pero teño o costume de equivocarme de xeito patolóxico.

Agurdión dixo...

Pode ser. Un tanto melancólico, se cadra. De tódolos xeitos, agardo que non dure moito. O sol é caprichoso por aquí. Hoxe chove a cántaros.

Madame X dixo...

No sabes cómo te entiendo...

Que bien suena el gallego. Hasta lo he entendido y todo. [Como un reclamo de la sangre... ]

X

Agurdión dixo...

Ah, así que sangre gallega...

Mery dixo...

Letargo, desidia, pereza.....esos momentos necesarios para seguir adelante con los otros momentos.
Galleguiño, me gusta leerte.
Mery

Publicar un comentario