Na beira do Lete

... alampan os recordos todos, como brasas atizadas polo vento da morte.

27 de abril de 2009

Color #2: gris plomo

El gris plomo es el color más sombrío, porque es el color del mundo cuando el sol acaba de ponerse y es domingo y mañana hay cole. Es el color de la resaca, de la hipotensión y del desmayo. Es el color de lo que no tiene color, de lo que no huele a nada. Su mayor intensidad la alcanza en la hora de meterse en cama, cuando el silencio es tan grande que hasta se oye el corazón en los oídos, y las sábanas están frías.

El gris plomo es el color del cielo cuando es más pequeño, cuando ha desaparecido bajo un manto uniforme de nubes; es el color de la niebla, el color de la noche cerrada. Provoca una sensación de intensa realidad, como el pinchazo de una aguja; inhibe el ensueño y la imaginación, inflamando la presencia de los objetos inmediatos, que se aparecen tan sólidos como insulsos. Su acústica corresponde a la de los días de lluvia, a la de los trasteros, donde el mundo queda ensordecido y uno sólo se oye a sí mismo.

El gris plomo es el color del tiempo que se agota, que marcha redoblando hacia atrás; es el color del futuro incierto y del miedo.


Fotografía: Agurdión

3 comentarios:

Aliada entrópica dixo...

Gustáronme estas imaxes. Moi sensoriais. Porén, alégrame que hoxe faga un día azul estrovesión, deste que infunde ganas de romper o infraleve. :D
Un biquiño.
PD: Falando de plasticidade, vés o venres co Pastor a Coruña a ver a exposición de arte holandesa? Se ves eu acompáñovos para que e instrúas no teu Saber. :P

A Raíña Vermella dixo...

A min gústame o gris, incluso cando o ceo é baixo e opresivo e ule a tormenta. Aínda que tmén me gustan a chuvia e os trasteiros. Será por iso...

Agurdión dixo...

O peor vai ser completar a serie. O ceo pode ter moitas cores, pero estou empeñado en ter tamén a foto. Aliada: de todas formas, creo que teño preparado o que ti chamas "azul estroversión", con infraleve incluido. A ver se podemos poñer esa visita noutro venres; seica a exposición aínda está ata mediados de xuño. Raíña: o certo é que a tormenta gústame; en particular gústame como cheira neses instantes en que comezan a descargar as primeiras gotas. Como ves, as miñas asociacións son por veces bastante arbitrarias.

Publicar un comentario