Na beira do Lete

... alampan os recordos todos, como brasas atizadas polo vento da morte.

11 de outubro de 2008

Fiesta

En el preciso instante en que el agua caliente se estrella contra la piel seca, un rodoble estremece todo el organismo y los músculos resucitan de la anestesia. El cuerpo vuelve a existir para bien, y sus superficies sensibles se reconcilian con el medio. Las constantes vitales recuperan la normalidad. Qué fantástica noche, y aún va por la mitad. Me voy a la cama.

2 comentarios:

lukas dixo...

Otro mensaje críptico, Agurdión. ¿Qué pasó esa noche, para que digas que es fantástica? ¿o es sólo por la luna? ;-)

Un abrazo de tu fiel lector.

Charly García dixo...

Que hay Juan, quería ver si me puedes echar una mano, mi blog NOTON 2.0 está participando en el concurso de Mejor Blog del 20 minutos, necesito votos!! Así que a ver si te animas y me votas. Es solo registrarse como usuarido en el periódico 20 minutos y votar. Gracias.

(Por cierto esto deseando leer nuevos post en esta orilla de reflexión y descanso)

Publicar un comentario